×
×
Edificio Baltasar
Edificio Baltasar
Edificio de vivienda colectiva ubicado en el histórico barrio del Carmen de Murcia, junto a la Iglesia del Carmen y el jardín de Floridablanca. Se parte de la preservación de la fachada de un edificio del S.XIX de estilo neoclásico y carácter sobrio, reconstruyendolo interiormente y añadiendo dos nuevas plantas de lenguaje contemporáneo, generando diálogo y armonía entre la arquitectura de cada época.
Ubicación Murcia
Año 2017 - Actualidad
Cliente Hermanos Guirao S.L.
Estado En construcción
Categoría , ,

El edificio está organizado con la planta baja destinada a local comercial y las tres primeras plantas altas, que también se reconstruyen tras la fachada conservada, destinadas a 9 apartamentos  de alquiler. Sobre ellas una vivienda que ocupa la cuarta planta, a nivel de la antigua azotea, y otra vivienda que ocupa la quinta planta más el espacio bajo cubierta. Se construye una planta sótano de nueva creación, destinada a trasteros y a local vinculado al local de planta baja.

La fachada preexistente se restaura conservando sus elementos originales o reconstruyendolos de manera fiel. A su vez, se mejoran sus condiciones higrotérmicas.

Se diseña la fachada de las nuevas plantas para proporcionar tamización de la radiación solar y la luz; protección de la intimidad; mantener las máximas vistas (Torre de la Catedral, Iglesia del Carmen, Jardín de Floridablanca…) y, sobre todo, conseguir que no se pierda la personalidad y proporciones del edificio original pese a la presencia de las nuevas plantas.

Con tal fin, en la primera planta añadida y zonas junto a medianeras, recurrimos al  revestimiento homogéneo de chapa de acero inoxidable microperforada que refleje el cielo para crear la ilusión de que la fachada antigua conserva su marco y la deje respirar, interponiendo una separación con el resto de la edificación añadida. Esta chapa se monta en paneles correderos que permitan liberar las vistas y conseguir las restantes prestaciones. En la segunda planta añadida y el bajo cubierta, el revestimiento es un entramado de cuerdas de poliéster entrecruzadas, montadas sobre grandes bastidores de acero, algunos también correderos para liberar vistas.  Detrás de dichos revestimientos, casi toda la fachada es acristalada de suelo a techo.

Se busca que lo añadido se perciba como algo vivo que va cambiando continuamente con la luz, transparencias, movimiento del observador, etc.

Arqueología

Obra basada  en la conservación y puesta en valor del edificio preexistente, y para ello se destinan múltiples esfuerzos, tanto estratégicos como económicos. Estudiamos los elementos más emblemáticos del edificio para que la intervención pueda satisfacer las necesidades programáticas actuales sin perder de vista el valor de lo existente.

Para mantener a futuro el elemento más representativo del edificio, la fachada neoclásica del S. XIX, era conveniente su recalce con técnicas de micropilotaje, así como la reparación de algunos elementos como los balcones.

La primera planta añadida a nivel de la terraza, se retranquea de la fachada para conservar el remate de tejadillo y pretil de terraza  originales, realizando vuelos sólo en la última planta.

En el interior, no habiendo otros elementos de valor que pudieran conservarse, sí hemos querido mantener los vestigios de las antiguas fachada y medianera de carga y la huella de los encuentros en ellas de otros muros, vigas y escalera a la catalana, incluso acristalando la cabina del ascensor para que se pueda recorrer visualmente la medianera desde ella y la nueva escalera.

Envolvente dinámica

Toda la envolvente de las plantas añadidas está formada por paños correderos que permiten la apertura  de las zonas que interesan en cada momento en función del uso. Ello añade movimiento al de los efectos de vibración de la urdimbre de cuerdas y de los cambios de luz que se van produciendo a lo largo del día.

Especialmente llamativo es el cambio de percepción que se produce al llegar la noche, en que pasa a ser una envolvente totalmente permeable a la luz interior.

Artesanía e industrialización local

El edificio del S.XIX se caracteriza por el uso de técnicas de construcción y ornamento locales (muro de ladrillo macizo, barandillas de forja, molduras…) que determinan su apariencia exterior. Con el objetivo de generar una conexión y diálogo entre lo antiguo y lo contemporáneo, se explora el nuevo uso del ornamento y la artesanía con elementos industriales , lenguaje y técnicas actuales.

Las nuevas barandillas de acero y la celosía de urdimbre de cuerdas de la planta alta, están definidas con geometrías de diseño paramétrico y ejecutadas por talleres locales.
Las cuerdas de la nueva envolvente, están fabricada a su vez por un comercio local con el que se diseñan expresamente dos tipo de cuerda para las dos planos que contiene cada marco, generando un gradiente de color en el exterior al entrecruzarse para conseguir la rigidez adecuada.

La celosía espejo de la fachada de la primera planta añadida se realiza en chapas de acero inoxidable pulidas, troqueladas y plegadas a medida. El patrón de troquelado se diseña expresamente para permitir la visión desde el interior sin perder el efecto espejo tan relevante para la percepción exterior.

La industrialización local supone también una reducción de la huella de carbono en la ejecución de la obra, al minimizar las distancias en la obtención y manipulación de los materiales.

Equidad

Existe una preocupación por equilibrar la calidad de las viviendas, de alquiler y privadas, evitando generar una jerarquía entre plantas y régimen de propiedad.

Las viviendas de alquiler, ubicadas en la parte inferior del edificio, tienen el privilegio de habitar una edificación del S. XIX rehabilitada, con virtudes como el confort térmico que genera el grueso muro de ladrillo macizo, protegido por el nuevo aislamiento; el singular carácter que aporta a las viviendas la presencia de la antigua estructura y cerramiento y su potenciación a través de sistemas de iluminación indirecta; la presencia de los balcones en cada una de las estancias principales con sus barandillas de forja originales y las tradicionales persianas de cuerda; o la amplitud del espacio, al conservar la altura de techos original.

Las viviendas en propiedad, buscan similares condiciones de confort y singularidad con elementos contemporáneos. Con el objetivo de aprovechar al máximo las vistas que proporciona la nueva situación en altura, los nuevos cerramientos son en su mayoría carpinterías de vidrio de suelo a techo protegidas por las celosías móviles.

Todas las viviendas gozan de carpinterías y vidrios de alta calidad en aislamiento térmico y acústico, sistemas de climatización verano-invierno, y diseño interior de acabados, mobiliario e iluminación de calidades similares, adaptadas a cada una de las tipologías.

Los espacios comunes también se diseñan cuidadosamente con acabados e iluminación similares a las viviendas, con el objetivo de identificarlos como una extensión de las mismas, propiedad de todos.

Salud y bienestar

Este edificio de vivienda colectiva está diseñado para cuidar la salud y proporcionar la mayor calidad de vida de sus habitantes mediante cuidadosas estrategias que inciden sobre todos los factores que los proporcionan. Entre ellas, destacamos el confort térmico con un innovador sistema de climatización por pared y suelo radiante para calor y frío completado con sistema de renovación con control de la humedad y pureza del aire.

   Luz

Diseñamos instrumentos de iluminación natural y artificial que minimizan la interrupción del sistema circadiano del cuerpo, mejorando el confort, la lucidez y la calidad del sueño nocturno.

Las ventanas en fachada son de suelo a techo, para proporcionar una mayor entrada de luz natural. Las persianas de cuerda y las celosías funcionan como elementos móviles de control de la luz natural que, al abrirlos, la dejan pasar, y al cerrarlos, la tamizan, pudiendo suavizar la agresiva luz del sol en verano.

También se diseñan estrategias de iluminación artificial para las diferentes necesidades a lo largo del día con iluminación directa para una agudeza visual y productividad adecuadas e indirecta para respaldar una buena calidad del sueño en las últimas horas del día.

   Aire

Se promueve el aire limpio y la reducción de la entrada de aire contaminado en los espacios.

Las diferentes terrazas de la fachada antigua y las nuevas terrazas perimetrales de las nuevas plantas son espacios destinados para el crecimiento de la vegetación que funciona como un filtro purificador de aire exterior.

Las viviendas disponen de sistemas de ventilación forzada que garantiza la renovación continua del aire interior. En algunas viviendas el sistema está monitorizado controlando incluso la humedad y las partículas volátiles por estancias.

Se emplean pinturas minerales, libres de emisiones nocivas y aptas para alérgicos y personas sensibles.

   Agua

Se promueve el agua segura y limpia a través de la implementación de técnicas de filtración adecuadas, para que los ocupantes del edificio reciban una calidad de agua óptima.

El edificio dispone de equipo descalcificador de agua. Algunas viviendas disponen también de un equipo individual de filtrado de agua, por ósmosis inversa.

   Confort térmico

Todas las viviendas disponen de sistemas de climatización invierno-verano, incluyendo en algunos casos sistemas de climatización radiante en paredes, suelo y techo que proporcionan una gran uniformidad de temperatura y ausencia de corrientes de aire, complementado con un sistema de renovación y control de la humedad.
También se cuidan especialmente los sistemas de aislamiento, evitando cualquier puente térmico mediante el aislamiento de fachada por el exterior y carpinterías con rotura de puente térmico.

   Naturaleza

Incorporamos la presencia de la naturaleza, haciendo posible que los beneficiosos efectos que el entorno natural produce en nuestro organismo, se incorporen en la vida diaria.

Las ventanas del edificio funcionan como un filtro vegetal, al incorporar terrazas destinadas al crecimiento de las plantas. Los espacios comunes también incorporan algunas zonas de vegetación.

Algunas viviendas disponen de las instalaciones de sustrato, riego, abono e iluminación pertinentes para la subsistencia y el crecimiento de la vegetación interior y exterior.

La presencia de la naturaleza en el edificio a través de sus terrazas y cubierta repercute en la ciudad generando una imagen más amable y reduciendo la huella de carbono.

   Movimiento

Se promueve la integración de la actividad física en la vida cotidiana, al proporcionar oportunidades y apoyo para un estilo de vida activo.

En los espacios comunes, se incentiva el uso de la escalera mediante su singular diseño en el que se muestran los vestigios de la antigua medianera de carga y escalera a la catalana, junto con una señalización de las calorías consumidas.  En los rellanos de cada planta  de apartamentos, se disponen aparcabicis y bombas de aire para facilitar el uso de la bicicleta como medio de transporte.

   Nutrición

Se disponen los recursos para el crecimiento y consumo de alimentos frescos y saludables, fomentando mejores hábitos de alimentación y cultura alimentaria. Cada vivienda dispone de superficies destinadas al cultivo doméstico de interior (germinados) y exterior.

   Sonido

Dada la ubicación del edificio, frente a calles de intenso tráfico, se destinan esfuerzos a mejorar el confort acústico en el interior de las viviendas mediante el uso de carpinterías y vidrios aislantes y la ausencia de puentes acústicos. Los cerramientos y suelos entre viviendas están dotados de un aislamiento acústico extra.

   Mente

Con el objetivo de apoyar la salud emocional y cognitiva, diseñamos los ambientes con elementos estéticos placenteros (paredes de ladrillo antiguo convenientemente iluminadas, mobiliario a medida integrado, tonalidades de color agradables…), para crear un ambiente de calma y mejorar el estado de ánimo de las personas.

En el edificio se siente privacidad, tranquilidad, presencia de naturaleza, calidez de elementos naturales, luminosidad natural.

Los espacios interiores se diseñan con una proporción equilibrada. La distribución funcional de las viviendas facilita la vida cotidiana y la hace más agradable.

   Comunidad

Queremos potenciar los beneficios derivados de la interacción social promoviendo el contacto entre los inquilinos a través del uso de elementos comunes. Se disponen armarios compartidos con espacio para bicicletas, carritos o elementos de uso común, así como paneles de información donde los vecinos puedan interactuar de manera pública.

Fenomenología

El ligero movimiento por la brisa de las cuerdas entrecruzadas produce un efecto cambiante similar al de una masa vegetal.

A su vez, la sombra proyectada al interior a través de esta urdimbre dinámica de cuerdas proporciona efectos sorprendentes.

También el revestimiento de chapa perforada, que protege la planta cuarta, produce efectos de reflexión que van variando en función de la luz y estado del cielo, a la vez que encuadran la fachada antigua para que se puedan percibir sus proporciones.